Prólogo

En todos los viajes aprendemos cosas y en el último aprendimos que si nuestro corazón nos dice que sigamos adelante con la ruta que nos hemos marcado, aunque oigamos los consejos de la gente del lugar, es mejor no cambiar los planes siempre que las condiciones meteorológicas sean favorables porque nadie mejor que nosotros sabe de nuestra forma física, de nuestra fuerza mental o de si el Evo pasa bien o hay que desmontar las alforjas para acceder a un lugar. No pasa nada por intentarlo, viajar con el equipaje en la bici fuera del asfalto es adaptarse a las circunstancias y afrontar las dificultades cuando se presentan para no descafeinar la aventura.  No es hacer el loco, porque lo único que se puede perder es el tiempo, gastar fuerzas y desandar camino dando la vuelta.

Por ese motivo volvemos a Asturias, para completar el  círculo que quedó abierto, un viaje  inconcluso. Sentíamos que el eje principal desde el que planificamos todo el itinerario había sido movido de una manera injusta.

Y es que hubo dos tramos del Camino de Covadonga que nos recomendaron saltarnos dada su dificultad para pedalear. Nos hablaron de rampas mucho más fuertes de las que habíamos hecho, de paredes insuperables encima de la bici  etc y tomamos la equivocada decisión de ir por alternativas más benévolas. Así es que pedaleamos por la carretera, no pudiendo sufrir o reir con sus trampas ni disfrutar de los paisajes que sólo se pueden ver desde dentro de los bosques o del monte.

Ha sido un viaje corto en km pero intenso en emociones.  En Asturias siempre nos sentimos como en casa, pero esta ocasión ha sido diferente porque  todas las maravillosas   personas que hemos conocido nos han hecho sentir parte de los suyos, de sus pueblos, de su vida cotidiana.


Elegimos como inicio y final de la ruta, Llames de Parrés, en la casa de Esther y Gaspar   http://www.laposadadelaventa.com

La casa tiene más de seiscientos años y era el lugar donde se alojaba Jovellanos cuando visitaba la zona ya que pertenecía a su hermana. Está anexa a una antigua venta que en su día fue parada y posta de diligencias, la cual en su interior conserva un escenario de teatro con más de cien años en perfecto estado de conservación y que no ha sido modificado. También ejercía como chigre . Un chigre es un lugar de tertulias y reunión de los vecinos donde también se vende sidra.

Llamés de Parrés es un pueblo pequeño y tranquilo, de gentes sencillas y amables con una población que ronda los cien habitantes. Situado en alto, se puede disfrutar de toda la calma que la naturaleza te proporciona y de unas vistas relajantes de las sierras que lo rodean.

IMG_20150621_163254

El escenario teatral

IMG_20150621_211428

Un paseo por los alrededores de la casa. Las fotos no hacen justicia, todo se ve más pequeño

IMG_20150621_202612
SAM_0073
SAM_0074
SAM_0076
SAM_0079
SAM_0081
SAM_0082
SAM_0084

Aqui se juntan el Camino de Covadonga ( Deva – Basílica de Covadonga) y el Camino de la Reina o ruta de las peregrinaciones (Oviedo – Basílica de Covadonga)

SAM_0088

Monolito informativo del Camino de la reina

SAM_0087

Para acabar, un video


Portilla de la Reina – Cistierna

Portilla - Cistierna

Datos grabados con Twonav Anima Plus y analizados con CompeGps

Descarga track Gps

Cuando salimos por la mañana hace muchísimo frío y decidimos bajar hasta Cistierna por la carretera N 621. No sabemos si es porque es domingo pero nos encontramos con escaso tráfico. Lo cierto es que pasan muchos minutos sin ver un sólo coche.

Recinto de lucha leonesa
Cecina leonesa

No tenemos ningún problema para llegar. En Cistierna nos alojamos en el Hostal el  cruce.

http://www.hostalelcrucecistierna.com/

Muy buena relación calidad precio. Tanto en el bar como en el restaurante se come muy bien.

 

Por la tarde dimos el típico paseo por el pueblo y nos pareció que es un pueblo venido a menos. Se notaba su pasado industrial y su presente en decadencia. No nos pareció atractivo, pero sus gentes son muy amables, simpáticas y conversadoras.

Muchos locales comerciales vacíos, muchas casas abandonadas y las calles bastante descuidadas. Nos dió pena.

La iglesia del Cristo Rey es la más fea que hemos visto en la vida. Un horror arquitectónico,

Para mañana dan abundantes lluvias. Si llueve cogeremos un autobús hasta León y habrá finalizado nuestro viaje.

Potes – Portilla de la Reina

Potes - Portilla de la Reina

Datos grabados con Twonav Anima Plus y analizados por CompleGps

Descarga el archivo gpx

Desayunamos en Casa Cayo, un desayuno perfecto y nada caro.

Con las primeras luces salimos a la carretera CA 185 , 800 metros después la abandonamos por la CA 885 donde iniciamos la subida al Monasterio de Santo Toribio de Liébana.  Sus dos km son un poco exigentes sobre todo porque no ha dado tiempo a calentar las piernas.

 

Cuando llegamos nos encontramos todo cerrado, los monjes aún no han abierto las puertas a los peregrinos.

Nos llevamos toda una decepción porque es un lugar de poder que queríamos visitar.

Lo cierto es que también nos sentimos un poco incómodos porque vemos que existe el mismo negocio de Fé que en Santiago de Compostela, así es que decidimos no esperar y ponernos de nuevo en marcha sin ver la el Lignum Crucis, el que dicen que es el trozo de cruz de Jesucristo más grande del mundo.

Si queréis saber más sobre el monasterio, sus horarios, historia, etc podéis visitar su web www.santotoribiodeliebana.org/

Seguimos subiendo y un km después nos encontramos una pequeña ermita, la ermita de San Miguel. Su sencillez en medio de la magnitud de las montañas que la rodean nos emociona.

Al lado de la ermita, tenemos este maravilloso paisaje.

No queremos bajar por la misma carretera de la subida por lo que lo hacemos por el camino por el que van los peregrinos. Es un poco complicado porque se baja rápido con un desnivel que en algún momento supera el 20 %. y porque hay zarzas que atraviesan el camino o que lo invaden parcialmente cuando se estrecha y nos pinchamos con ellas.

Salimos de nuevo a la ctra CA 185 e iniciamos la subida a Fuente De.

La subida a Fuente De resulta ser más dura de lo que pensábamos.  

Este es el perfil de la web http://www.climbbybike.com donde nos extraña no ver el 11 % que anuncian en un letrero de la ctra

Llegamos Fuente Dé y volvemos a decepcionarnos, esperábamos un pueblo y sólo encontramos las instalaciones del funicular, el parador y unas pocas casas.  La carretera termina allí.

No hay nada que no sea el parador para tomar un temtempié, sólo el restaurante del camping y allí nos vamos. Es el último día que estará abierto, ya no quedan campistas y sólo tienen queso. Dada la hora y que no llevábamos comida, nos tomamos una ración y un par de cervezas.

Tenemos por delante una subida de 9 km por pistas de tierra hasta la Horcada de Valcavao. Es un camino de alta montaña, nos adentramos en las tierras de Vadinia.

Nos encontramos con bastantes senderistas, que nos animan en nuestro esfuerzo.  Ante nuestro asombro también con un grupo de motoristas.

El suelo está compactado y es ciclable en casi todo el recorrido pero hay que tener buenas piernas para aguantar montado en la bici porque algunos desniveles que superan el 23 %  sobre todo al inicio de la ascensión y hay curvas con bastante tierra suelta. Nosotros empujamos mucho tiempo pero ha sido uno de los días más espectaculares y divertidos de nuestra vida ciclista.

La Horcada está a 1800 metros de altura.

Iniciamos una bajada de 4 km. Aquí encontramos bastantes todoterrenos que hacen ruta con turistas y nos saludan bajando las ventanilas. Debido al paso de vehiculos el suelo está muy compactado exceptuando alguna curva con gravilla suelta. Mucho desnivel en algunos tramos.

Salimos a la carretera, justo en la cota más alta del Puerto de Pandetrave. Es la primera vez que llegamos a un puerto bajando.

Hoy hemos sabido del poder de los Urrieles, ese que dicen que te atrapa para que siempre quieras volver … No tardaremos mucho .. hemos dejado cosas pendientes entre estas montañas.

Bajamos hasta Portilla de la Reina por la ctra  LE 2703 .

Nos alojamos en el albergue http://www.alberguedeportilla.es/

Tienes la opción de dormir en litera en habitación compartida o elegir más privacidad en una habitación individual o doble. Nosotros nos quedamos en una habitación para nosotros solos. Cenamos el menú del albergue. Buena comida aunque quizás un poco escasa. El trato es muy amable y las instalaciones están limpias y muy correctas. Os lo recomendamos.

Llegamos  las 17.30 y tan cansados que no salimos ni a ver el pueblo. Nos sentamos en el salón hasta la hora de la cena. El frío que hacía tampoco animaba mucho.

Cabrales – Potes

Datos de la ruta

datos-cabrales-potes

Perfil

perfil-cabrales-potes

Hoy sólo pedalearemos por asfalto.

sam_0181

Nos dirigimos hacia Panes por la ctra AS 114, La suerte nos acompaña y la tendencia de la carretera es a bajar en los 26 km que nos separan del pueblo.

Hace una temperatura ideal para pedalear. Apenas tráfico, en la primera hora sólo nos adelantan los turistas con los que compartimos casa rural.

sam_0183
sam_0186
sam_0188
sam_0189
img_20140919_113048
sam_0190
img_20140919_122548

En Panes nos deviamos a la ctra N 621 para pedalear por el desfiladero de la Hermida.  Un lugar espectacular de paredes graniticas  y el río Deva acompañándonos. Esta carretera nos llevará hasta Potes. A pesar de ser una nacional no tiene mucho tráfico, se puede pedalear con tranquilidad.

En Potes nos alojaremos en Casa Cayo http://www.casacayo.com/

Un lugar totalmente recomendable entre tanta oferta que hay en el pueblo. El trato es excelente, en todo momento pendientes de facilitarnos las cosas para que descansaramos.

Hemos hecho pocos km asi es que nos da tiempo a comer el famoso cocido lebaniego en el restaurante del Hotel.

img_20140919_142631

Potes es un pueblo precioso, enclavado entre montañas, a los pies de Los Picos de Europa. Es la capital de la comarca de Liébana.

Ante la fama y el glamour  de Santiago de Compostela, Potes es discreto. Lo primero que sorprende cuando llegas es la cantidad de peregrinos que hay en las calles. A tan sólo dos km se encuentra el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, uno de los siete lugares del mundo donde se puede conseguir el jubileo en año santo. Será nuestra primera parada para mañana.

Cangas de Onis – Basílica Covadonga – Cabrales

Cangas de Onís – Basílica de Covadonga – Arenas de Cabrales

Hoy tenemos una jornada fácil de pedaleo. Será toda por asfalto.

Hemos decidido madrugar para evitar el tráfico en la medida que podamos. Las subidas a la basílica y a los Lagos de Covadonga solamente están cerradas a vehículos particulares desde el 25 de Julio hasta el 8 de Septiembre. En esos dias sólo se puede acceder en transporte público y taxis locales.

Salimos del Hotel y nos incorporamos a la ctra AS 114 que nos llevará hasta Soto de Cangas donde tomaremos la AS 262 que sube a la Basílica y a los Lagos de Covadonga.

La subida no tiene ningún problema,  sin desniveles ni porcentajes elevados podemos disfrutar del paisaje. A primera hora sólo nos adelantan algunos taxis pero a medida que avanza la mañana la afluencia de autobusses va en aumento así como el peligro.

El interior de la Basílica está tranquilo y podemos visitarla con tranquilidad. Nos sorprende su sencillez. En el altar mayor sólo una imagen de la virgen y dos cuadros referentes a la batalla de Covadonga y a la proclamación de Pelayo como rey. Entramos a ver la Cueva de la Virgen pero había tantisima gente y toda haciéndose fotos que preferimos huir de aquel estress viajero aunque no nos llevásemos una foto de la Santina en su más que famosa cueva.

Bajamos a Soto de Cangas por la misma AS 262 por la que subimos y volvemos a tomar la AS 114 que nos llevará hasta Arenas de Cabrales.

Ninguna dificultad en el trayecto. La siguiente subida es al Alto de Ortiguero. Un poco larga porque la empezamos nada más girar en la rotonda de Soto pero sin sustos Es el alto que precede a la subida a los Lagos de Covadonga en la Vuelta Ciclista a España. Nosotros lo haremos al contrario. A partir de ahí se inicia la  bajada. Disfrutamos cómodamente de unos paisajes preciosos. No hay mucho tráfico y la mayoría son turistas por lo que conducen sin prisas para poder disfrutar del paraje desde el coche..

Nos alojamos en el Hotel Rural El Torreón http://www.hotelruraleltorrejon.com/el-hotel.html . Todo un acierto. Trato exquisito y unas instalaciones inmejorables. Carmen nos hizo la colada en la lavadora del Hotel, sólo tuvimos que tenderla.

Pasamos la tarde disfrutando de las vistas y el relax que nos ofrece el jardín.

Habiendo visitado este rincón de Asturias, no podemos dejar pasar la ocasión para hablar de un personaje que ha marcado la historia de estas tierras y la del resto del pais.

Puesto que no somos expertos y sólo tenemos conocimientos básicos trataremos de resumir lo que dicen que pasó más allá de calificarlos dentro de la realidad, la leyenda o una mezcla de ambas.  Seguro que no son los hechos más verídicos pero son los que a traves de la tradición oral nos dicen que han llegado a las gentes sencillas. Asi es que ahí van unos apuntes de la historia que lo encumbró como héroe nacional.

Hablar de Don Pelayo y de la decisiva batalla de Covadonga es hablar de  hechos magnificados más que de historia comprobada puesto todo lo que acompaña a este mítico personaje está rodeado de misterio. Es inevitable entrar en el mundo de los mitos, las leyendas y los milagros religiosos.

Hay división dentro de los historiadores. Están los negacionistas que ponen en duda no sólo sus orígenes ante la falta de una genealogía probada sino también su propia existencia. También hay quienes dudan de que la batalla se celebrase. Por otro lado están los defensores que le dan veracidad  tanto a su vida como a la gran gesta de la que fue lider y protagonista, aunque aceptan la manipulación de los datos por parte de los dos bandos en escritos muy posteriores a los hechos (exageración de número de bajas y combatientes).Las Crónicas Alfonsinas o de Alfonso III por el lado cristiano y Las Crónicas de Al-Maqqari por la parte musulmana.(por si las quereis leer).

Don Pelayo fue el primer Rey de Asturias y sucesor del que fue último rey visigodo Don Rodrigo.

Allá por el año 711, con Hispania dominada por los musulmanes, en un recóndito rincón de Los Picos de Europa , se refugia un pequeño grupo de resistencia que serán los encargados de iniciar la reconquista del pais.

Se cuenta que las tropas musulmanas ( 187.000 según exageran las crónicas alfonsinas) llegaron  acompañados por Oppas, un obispo traidor que fue el encargado de negociar una rendición antes de entrar a luchar. Los astures fieles a su Dios (o cansados de pagar impuestos según otra versión menos fervorosa) decidieron ir  las armas.

Empieza el asedio a la Cueva de la Virgen (que tiene gran tradición celta, dicho sea de paso)  donde se han refugiado los astures. Los sarracenos lanzan una lluvia de flechas que en lugar de herir a los cristanos, rebotan y se vuelven contra ellos mermando el ejercito de una manera sustancial. Desisten y mientras que se retiran, Pelayo les lanza un ataque que unido a lo que hoy llamaríamos guerra de guerrillas formada en las montañas aledañas logran acabar con 124.000 enemigos. El resto falleció cuando por la providencia de Dios en su huida por las cumbres de las montañas,se crea una gran tempestad que abre la tierra  para que caigan a las aguas Río Deva.

Cuentan que el secreto de la victoria se encuentra en el llamado milagro de la Cruz. Pelayo, acorralado, pide ayuda divina. Como respuesta ve una gran Cruz roja en los cielos que será la señal de su salvación. Fue entonces cuando construyó una cruz con dos palos o se la ofreció el eremita que vivía en la cueva,(dependiendo de la versión que elijamos) diciéndole:  «He aquí la señal de la victoria». Pelayo besó la cruz y la enarbolándola dijo «Esta será desde hoy mi divisa y mi bandera» y así comenzó la Reconquista.

Cada uno de los hechos que hemos contado tiene diferentes versiones y sería muy largo el explicar cada una de ellas. Esta no es  ni la mejor ni la peor, ni la más cierta ni la menos creible, sólo una más.

Villaviciosa – Cangas de Onís

Villaviciosa – Cangas de Onís 48 km

Nos levantamos a la hora de siempre y bastante temprano estamos en la calle con las bicicletas listas. Decidimos desayunar en Amandi, en el trayecto hasta allí (poco más de un km) nos encontramos varios peregrinos siguiendo las flechas amarillas del Camino del Norte.

Atravesaremos los concejos de Villaviciosa, Piloña, Parrés y Cangas de Onís.

Salimos por la carretera AS-267 para poco después incorporarnos a la AS-225.

En la rotonda de acceso a la AS225 vemos un letrero que dice que siguiendo la AS267 tenemos Oviedo a 40 Km y ayer a nosotros nos salieron casi 70 con el rodeo que dimos!!

En la capilla de San Juan de Amandi se separan el Camino del Norte y el Camino de Covadonga.

Fuente de San Juan
Inicio de camino a Covadonga

Un poco más adelante nos encontramos con el camino de tierra. Es el de la izquierda. Las Torres son la entrada a la finca privada La Vega.

Al principio se pedalea justo al lado del muro de la finca.

 

 

En esta parte coinciden los itinerarios del Camin y la ruta de los Molinos del Profundu.

Nada más llegar a la ribera del Arroyo de Puente Coro tenemos que bajarnos de la bici y empujar. Es un tramo inciclable. Dentro de la frondosidad del bosque hace bastante bochorno y nos resulta dificultoso poder avanzar. El sonido del agua del arroyo y los cantos de los pájaros son lo único que interrumpe el silencio.

Son sólo 800 metros pero trabajosos.

Abandonamos la ribera del río para subir empujando ladera arriba por un sendero estrecho, lleno de raices y bastante empinado.

Según habíamos estudiado el recorrido sabíamos que aquí empezaba la subida más dura del día,  otra cosa es tener que hacerla arrastrando las bicis.

La subida termina en un camino que aunque es un falso llano ya nos deja pedalear.

Ese símbolo amarillo que se ve en las fotos, se llama triskel. Con ellos está marcado el Camin a Cuadonga aunque como también ha empezado a considerarse Camino de Santiago suele ir acompañado por la flecha amarilla. También puede ser de color azul.

El triskel es un símbolo sagrado celta que posee grandes capacidades mágicas. Se representa como 3 espirales en movimiento que contienen el poder del tres,  su número sagrado, que es el representante absoluto del universo, de la perfección y el equilibrio de la naturaleza.  Es la manifestación de la energía divina.

Tiene múltiples significados dependiendo de la tradición que provenga pero la conclusión final  es que representa la continua evolución del ser humano, su busqueda de espiritualidad, de transformación y sabiduría. Equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu en plena comunión con los elementos naturales y cósmicos.

Salimos del bosque directamente a la pista asfaltada de Coro ; tenemos dos opciones para seguir subiendo a Sietes, ir hacia la Piñera o ir hacia Moratín. Optamos por la segunda opción para evitar una ratonera . Por los dos lados accedemos a la carretera  AS-332.

Queremos parar a hacer un descanso en Sietes pero no encontramos nada abierto por las horas que son y porque ya estamos en temporada baja. Lo que más nos preocupa es que nos hemos quedado sin agua.

Dos km después del pueblo encontramos una fuente.

Seguimos subiendo hasta Anayo, donde se inicia la bajada. Aprovechamos para comer una barrita energética. El Bar también está cerrado. Al estar en el pueblo más alto corre una ligera brisa que nos equilibra la temperatura del cuerpo.

Encontramos distintos tipos de suelo pero sobre todo con muchas piedras sueltas y zonas de gravilla donde es fácil derrapar y caer ladera abajo, en las cementadas hay que tener especial cuidado por la pendiente. Se nos antoja bastante peligrosa por lo que bajamos despacio. El peso del equipaje empuja y el riesgo de caida aumenta a medida que lo hace el desnivel. Ni siquiera se nos pasó por la imaginación hacer fotos.

Una vez pasado este tramo, llegamos a uno de esos lugares que tienen el poder de ralentizar los relojes internos,  de conectarnos con la naturaleza y modificarnos los biorritmos.

Poco después el Camín nos lleva a Borines por la ctra AS258. Un tramo de agradecido relax, con mucha sombra y pedaleo fácil.

Poco después salimos a la AS 259  para llegar a Miyares donde encontramos a un grupo de extranjeros bastante numeroso y alborotado. Empezamos a dudar sobre la idea del albergue de San Juan de Parres.

En Miyares por fin encontramos un Bar abierto, el Bar Pili. Paramos a tomarnos unas cervezas y una ración de queso y allí nos recomiendan no avanzar por el trazado oficial sino lo hacemos por una promesa porque no nos iba a merecer la pena el esfuerzo para llegar a San Juan de Parrés, además nos informan que si pedaleamos por la carretera iremos todo el tiempo bajando hasta Arriondas y Cangas de Onís. Haremos más km pero mucho más agradecidos y fáciles.

Modificamos nuestro itinerario porque no vamos cumpliendo penitencia ni nada por el estilo. Pilar tuvo el detalle de darnos una tarjeta con su número de teléfono por si necesitábamos ayuda en algún momento.

Dejamos atrás Miyares. Seguimos por la AS259 para llegar a la N634

Bajamos sin esfuerzo , la carretera es ancha y el tráfico es asumible.  Vamos tranquilos por el arcen hasta que encontramos una senda  paralela a la carretera habilitada para peregrinos  con las características de un carril bici (encontramos varias señales de prohibido bicicletas) pero como no hay caminantes a los que podamos molestar, vamos por ella hasta Cangas de Onís.

 

En Cangas nos alojamos en el Hotel Sella http://hotelsella.es/. El Hotel tiene una ubicación inmejorable, justo al lado de su famoso puente. Recibimos muy buen trato. Está muy limpio. Las bicis bien guardadas. 

Comimos en la terraza del restaurante del Hotel.  Un menú que parecía comida de carta.

Para cenar elegimos la terraza del Restaurante El Puente, justo debajo del Puente Romano.

Oviedo – Villaviciosa

Oviedo – Villaviciosa 68 km

Hoy entraremos de lleno en el Camino de Covadonga, queremos llegar a Sietes (el pueblo que se hizo famoso por Windows 7).

Vamos a seguir el itinerario marcado por la tertulia cultural gijonensa el Garrapiellu.  Se supone que es el itinerario que hacían los Reyes astures a modo de peregrinación  hasta la Basílica de Covadonga para ver a la Virgen de la Cueva, hacedora de los milagros que llevaron a Don Pelayo a vencer a los sarracenos y empezar la Reconquista.

Empieza en Deva (15 km de Gijón) y termina en la Basilica de Covadonga. Pedaleamos por los concejos de Oviedo, Llanera, Gijón y Villaviciosa.

De la misma manera que hicimos antes de comenzar el Camino Primitivo en el año 2011 , nos vamos a hacer la foto de salida en la plaza de la catedral.

Para llegar a Gijón evitando la carretera nacional hemos descargado de wikiloc un track cuyo nombre es “Gijón – Oviedo, alternativa con poco tráfico, sin cuestas absurdas y difíciles” y ciértamente conseguimos llegar de esa manera, pero lo que nos resulta complicado es poder seguir el track puesto que hasta que salimos del terreno urbano , tenemos que atravesar un polígono industrial con bastantes giros , atajar por parcelas sin edificar, recovecos de dificil reconocimiento y senderitos.  Cuando entramos en los caminos vecinales asfaltados, cementados o de tierra compacta podemos relajarnos. Se nota que el chico que lo grabó es de la zona. 

Entramos en Gijón por un carril bici. Atraviesa todo el paseo marítimo..

Es la segunda vez en un día que volvemos al inicio de otros caminos y con ello comprendemos que los inicios los marcamos nosotros mismos, que no tenemos que seguir las pautas marcadas por otros, porque cada uno es dueño de su viaje y tiene que crear sus propias vivencias. Tiempos atrás hemos estado demasiado influenciados por los consejos y hábitos  de los demás ; hemos descubierto que lo mejor de este viaje es que todo es nuevo, todo nuestro.

 Pasamos por El Molinón, el estadio del Sporting de Gijón.

La opción para seguir evitando la nacional y llegar a Deva es tomar la Via verde que une ambas poblaciones. No tiene ningún tipo de dificultad, es prácticamente llana sólo encontramos alguna ligera cuesta sin importancia.

En Deva comienza el Camin de Cuadonga (en asturiano). Queremos parar a hacer un descanso en el pueblo pero justo antes de llegar nos encontramos con dos ciclistas.  Pedaleamos juntos y al contarles nuestros planes nos desaconsejan seguir por el trazado marcado dada su dificultad técnica. Nos indican una alternativa más benigna por la carretera.  Les hacemos caso.

Cuando llegamos al Camping de Deva dejamos el Camín y accedemos a la carretera nacional. Se rueda fácil, con poco tráfico pero lo peor es el bochorno que que nos hace en los cinco km que tenemos de subida. 

Encontramos el Mesón – Sidreria Les Ruedes, en Infanzón y paramos a comer. Aquí nos prepararon una tortilla de patatas de la que nos vamos a acordar siempre. Cambiamos el destino de hoy, sólo llegaremos a Villaviciosa.

Siguiendo los letreros de continuamos por la N632 hasta Venta de Ranas donde nos desviamos por  la AS256. Llegando a Villaviciosa volveremos la N632. De todo este tramo por asfalto no tenemos fotos. Nada más entrar en el pueblo ya nos damos cuenta de que también están en fiestas! Nos alojamos en pleno centro, al lado del ayuntamiento y por lo tanto de todo el bullicio. El Hostal “El congreso”está justito, limpio pero poco más. No nos vamos a quejar porque nos hicieron precio de peregrinos (estamos en una población del Camino del Norte).

Cenamos bien en el restaurante del hotel. Mientras nos tomábamos una cerveza, nos amenizó la tarde una charanga.

San Emiliano – Oviedo

San Emiliano – Oviedo

El itinerario que hemos diseñado discurre por los concejos de Teverga, Quirós, Proaza, Santo  Adriano y Oviedo.

Hoy nos despedimos de la provincia de León y saludamos al Principado de Asturias tras subir Puerto Ventana.

Las nubes  no dan mucha confianza.pero allá vamos.

Podría decirse que estamos en la subida en si ya que desde que ayer por la tarde dejamos la ctra CL626 y tomamos la LE 481 empezamos a subir.

Empezamos pedaleando por un falso llano, vamos ganando altura poco a poco hasta que tras una amplia curva empieza a endurecerse el ascenso .

Es un puerto que se sube fácil, exceptuando alguna corta rampa, el porcentaje de desnivel es asequible y cómodo de pedalear. No hay tráfico y la carretera es ancha.

 

Estamos en el Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa.

La bajada es simplemente maravillosa. El único peligro son las vacas sueltas que puedes encontrar en cualquier parte. Hay que ir con precaución.Al entrar en Asturias, la numeración ha cambiado, ahora vamos por AS-228.

En Páramo encontramos un bar abierto y aprovechamos para tomar una cerveza con una ración de cecina ( bastante mala) pero la bajada continuaba hasta el parque de la prehistoria. El paisaje vuelve a cambiar. Mejor verlo que contarlo.

Este es el inicio de una de las innumerables rutas senderistas que hay en la zona. La de las pinturas rupestres de Fresnedo empieza en esta cueva.

Necesario momento de relax

Continuamos bajando hasta Entrago o Entragu en asturiano. Aquí es donde se inicia o se termina la Senda del Oso. Contamos con el aliciente añadido de que llevaremos todo el rato la tendencia a bajar.

La Senda del Oso es una Vía Verde y por lo tanto discurre sobre el antiguo trazado de las vias de los trenes mineros. No tiene ninguna dificultad y está perfectamente señalizada. Es uno de los recorridos más famosos de Asturias.

Tiene tramos cementados y bastantes de tierra. Hay que pasar por varios túneles.

Hay dos cosas que no nos gustaron.

La primera tener que cruzar la carretera en varias ocaciones porque así lo exige el itinerario y en puntos cuya elección no ha sido muy acertada.

La segunda y la peor de todas es que en una parcela de poquisimos metros cuadrados están encerradas Paca y Tola. Sorprende sobre todo por la naturaleza que las rodea. Paca y Tola son dos osas que en 1989 tuvieron que ser rescatadas tras la muerte de su madre, abatida por un cazador furtivo. En aquel entonces eran muy pequeñas y no habrían sobrevivido. Nada más verlas se nos removió todo por dentro y se nos cayó el alma a los pies. Hicimos dos fotos y nos fuimos por no ver como se movían de un lado a otro de la valla. Lamentable. No sabemos si tienen un espacio más amplio, pero lo que vimos nos disgustó mucho.

 La Senda Fuso conecta directamente con la Senda del Oso, cuando nos dimos cuenta ya habíamos hecho tres km.  Está bien señalizada pero es fácil no ver los monolitos porque se camuflan con la vegetación o las piedras en muchos momentos.

Ahora llevamos tendencia a subir. Nos quedan sobre ocho km hasta Oviedo.

Llegamos a Oviedo y nos encontramos la ciudad con la inquietud propia de sus fiestas patronales, la festividad de San Mateo.

Nos alojamos en el mismo hotel que cuando hicimos el camino Primitivo, a escasos 100 metros de la catedral. Estábamos avisados de que esa noche había conciertos en la plaza, pero no nos importó. Tuvieron el detalle de darnos la habitación menos ruidosa. Es el Hotel Ovetense http://www.hotelovetense.com. Estan renovendo sus anticuadas instalaciones, su situación es inmejorable, el buen trato y su precio, hacen que merezca la pena.

Dimos un corto paseo por las ya conocidas calles del centro, nos tomamos unas cervecitas antes de ir a cenar a la sidrería del  hotel. Su cocina cuenta con el prestigioso premio de mejor cachopo.

En Oviedo hay una costumbre de la que creemos que otras ciudades deberian de tomar ejemplo. Dentro de los conciertos patrocinados por el ayuntamiento, reservan un día para la actuación de cantantes o grupos asturianos. Pudimos difrutar de la maravillosa voz de Alexandra in Grey, del rock de Mokomitas y el folk de Bob Dylan cantado en astur por Toli Morilla.

Video de Alexandra in Grey .

Hay días que amanecen para ser perfectos y hoy ha sido uno de ellos. No podemos explicarlo , hay que pedalearlo .

 

León – San Emiliano

Nos hemos levantado pronto. El Hostel donde nos alojamos tiene una ubicación inmejorable pero estar a las puertas del Barrio Humedo conlleva el problema de que se convierte en lugar de paso para la gente que regresa a casa después de una noche de fiesta formando bastante escándalo. Es un lugar recomendable siempre y cuando no duermas en fin de semana.

Aún no hay luz natural cuando decidimos salir.

Hemos creado los tracks del gps uniendo tramos de sendas, vias verdes , rutas de peregrinación, caminos vecinales, etc. El eje principal sobre el que nos hemos basado es el Camino de Covadonga. Es un proyecto personal que nos hace sentir muy ilusionados . Sentimos una especie de liberación viajera muy gratificante.

El recorrido de hoy será todo por asfalto. Atravesaremos varias comarcas.  Tierras de León ,Omaña, Luna y Bavia

Salimos de León por la carretera C623 dirección a Lorenzana donde pasará a llamarse CL623.

Llevamos una ligera tendencia a subir. Como es domingo, el tráfico es escaso y podemos pedalear bastante tranquilos.

Encontramos una iglesia a la izquierda de la carretera con un área de recreo, asi es que decidimos parar a hacer un descanso. Es el Santuario de Nuestra Señora de Camposagrado.

El paisaje empieza a cambiar y dejamos atrás el páramo seco. Nos dirigimos hacia Otero de Dueñas y La Magdalena.

Tras la Magdalena nos adentramos en la Comarca de Luna, ya en las montañas. Toda ella pertenece al Espacio Natural Valle de San Emiliano.

Durante muchos km pedaleamos junto al Río Luna que al juntarse con el Rio Omaña pasa a ser el  Río Órbigo.

Empezamos a ver nubarrones y la carretera se empina.

Cuando llegamos al acceso del pueblo Barrios de Luna y al pantano del mismo nombre nos encontramos con que un coche de la Guardia Civil rural corta la carretera. Hay fiestas populares y dada la afluencia de vecinos que esperan han regulado el tráfico pero a nosotros nos dejan pasar. 

Por un despiste bajamos al pueblo en lugar de continuar por la carretera que llevábamos. La subida de después tenía su gracia.

Bajamos varios km por la CL626 bordeando el pantano con el correspondiente alivio para las piernas, que llevan el 80% del día subiendo y poco después empezamos a llanear

Los nubarrones cada vez son más negros y el viento anuncia que un aguacero se acerca, pero lo que no nos imaginábamos es que lo hiciera tan deprisa.

A unos dos km de Sena de Luna empieza el diluvio, tenemos buscar deprisa un refugio porque es peligroso ir en bici. Entramos en Sena y nos guarecemos en la parada de autobuses. Caen granizos.

Mientras que esperamos a que los cielos se calmen aprovechamos para comer.

Reproducir vídeo

Las nubes no nos dan mucha confianza pero como nos quedan pocos km decidimos arriesgarnos. Nada más retomar el camino comienza a llover de nuevo y tenemos que parar en una gasolinera.

Dejamos la comarca de Luna y entramos en la comarca de Bavia.

Ya sabemos lo que es estar en Bavia y de verdad  …

(Abrimos paréntesis cultural)

Si os preguntais si el famoso dicho “estar en Bavia” tiene algo que ver con estas tierras podemos deciros que hay varias versiones al respecto pero que ni historiadores ni lingüistas les dan veracidad.  Os contamos dos de ellas

La más popular dice que a los reyes de León les gustaba pasar largas temporadas en la comarca para huir del trasiego y el stress palaciego.  Era su lugar de descanso y por ello daban orden de no ser molestados durante su estancia. Mientras, en la corte se sucedian las intrigas bajo el amparo de la ausencia del monarca y el desconocimiento por parte de éste de todo lo que maquinaba a sus espaldas.  Se dice que usaban el dicho “El Rey está en Bavia” dando a entender que no se enteraba de nada y que tenían vía libre para sus corruptelas y tejemanejes.

Otra teoría de origen mucho más humilde viene de los pastores transhumantes que bajaban a nuestra tierra, Extremadura.  Sería la expresión que viene a resumir su estado de ánimo lejos de la familia. Ensimismamento, nostalgia al recordar todo lo que echan de menos. Físicamente estaban en el sur pero sus mentes y sus corazones estaban en Bavia.

Según la RAE ,el significado de estar  en Bavia es “estar distraído y como ajeno a aquello de que se trata”.

(cerramos paréntesis cultural)

Nos desviamos por la ctra LE 481 y pocos km después llegamos empados a nuestro destino de hoy, San Emiliano.

 

 

Nos alojamos en el Hotel restaurante  http://www.vallesanemiliano.es/

Totalmente recomendable. Trato excelente, muy limpio y la comida excelente. Las bicis quedan perfectamente guardadas.

Una vez duchados salimos a dar un paseo. Se ha quedado una tarde preciosa. Ahora ya no escuchamos truenos, sino el agua del río de la Majúa

Reproducir vídeo

Sin poner caso a ninguna teoría hemos comprobado que “estar en Bavia” es estar en un oasis de paz y tranquilidad donde la vida fluye a su propio ritmo, donde las gentes son amables y sencillas. Es un lugar para apagar el móvil y perderse.

Prólogo en León

Es común pensar que tenemos el control sobre nuestras vidas, pero de repente, una noticia o un hecho inesperado nos recuerda que la vida es un juego que tiene sus propias reglas y que no conocemos las variables que conforman nuestra existencia. Quedamos despojados de esa ingenua creencia y no tenemos más remedio que avanzar mientras que intentamos recuperar la estabilidad.

Y es que este año nos hemos sentido como funambulistas sobre la cuerda floja suspendida en el aire que es el destino . Hemos sido conscientes de nuestra vulnerabilidad y más que nunca necesitamos recobrar esa imaginaria seguridad que poseíamos antes. La mejor forma de conseguirlo es viajando en bicicleta.

El lugar de inicio elegido ha sido León, la capital del todopoderoso Reino.

Cuando en 2012 hicimos el Camino Francés , el que tenía que haber sido un lugar de parada obligada se convirtió en ciudad de paso porque por culpa de un error nos transformamos en almas a las que perseguía algún diablo gracioso.

Nos alojamos en el Hostel como en casa, (y como en casa nos sentimos). Está situado en pleno centro, a la entrada del llamado “Barrio humedo” que es un barrio en el que predomina la oferta lúdica y gastronómica del casco antiguo. Es un edificio considerado como patrimonio histórico, por lo que ha sido restaurado manteniendo los materiales originales. Nos resulta muy acogedor y el trato es excelente.

Edificio donde está ubicado el Hostel

IMG_20140913_190422Las bicicletas se guardan en la habitación.

IMG_20140913_213107El interior

IMG_20140913_212436

La cocina está totalmente equipada

IMG_20140913_212507 IMG_20140913_212515La primera intención es ir a visitar la catedral pero justo cuando llegamos terminaban las visitas. Decidimos tomar unas cervezas y comer para volver en el horario de la tarde.

SAM_0005 SAM_0007 SAM_0008 SAM_0010 SAM_0021Entrada al Barrio Humedo. La tenemos a escasos 50 metros del Hostel.

IMG_20140913_122059

IMG_20140913_141531SAM_0015SAM_0016Tras la siesta de rigor volvemos a la catedral y de nuevo el horario de visita ha terminado, asi es que nos dedicamos a dar un paseo sin rumbo.

Plano de Léon, en su época romana

SAM_0003Casa Botines con el estilo peculiar e inconfundible de su arquitecto, Gaudí.

IMG_20140913_122032IMG_20140913_192243Encontramos abierta, a la espera de misa, la Basílica de San Isidoro de León y aprovechamos la ocasión para visitar su interior e indagar un poco en su extensa historia. El museo ya está cerrado y las visitas al resto del conjunto de la Real Colegiata han terminado, asi es que tenemos que conformarnos con ver el espacio dedicado al culto.

IMG_20140913_190802 IMG_20140913_191101Viaje 2014 002 IMG_20140913_191510 IMG_20140913_191538Un poco de culturilla viajera.

En principio fue construida como un monasterio dedicado al Rey Pelayo pero cambió su nombre cuando se convirtió en la última morada de San Isidoro

La Basílica de San Isidoro es uno de los conjuntos arquitectónicos de estilo románico más importantes de España, no sólo por su arquitectura sino porque posee El Panteón de los Reyes (conocido mundialmente como la Capilla Sixtina del románico) donde durante la edad media eran enterrados los monarcas del Reino de León. Aqui yacen 33 miembros de la corte leonesa, entre ellos Fernando I y su esposa Doña Sancha, así como su hija Doña Urraca.

También conserva una importante biblioteca con multitud de pergaminos, códices y más de 300 incunables así como innumerables reliquias  y el tesoro acumulado con la donación de joyas de casas reales y grandes señores de la época. Por si quereis visitarlo, teneis más información en su web http://www.museosanisidorodeleon.com/

Sobre San Isidoro descubrimos que existen varias leyendas, que se inician en el traslado de sus restos desde Sevilla. Pero nos resulta curiosa la que encontramos grabada en la placa de la escultura que hay en la plaza, con su propio nombre, desde la que se accede a la basílica

IMG_20140913_191825 IMG_20140913_191847Os resumo la leyenda

A mediados del siglo XII una gran sequía asolaba las tierras de León. Desesperados por la pobreza que tal situación climática generaba, los leoneses decidieron sacar en procesión las reliquias de San Isidoro para que intercediera por ellos, pero el Santo se puso caprichoso y a dos millas de la ciudad su cuerpo se hizo tan pesado que nadie lo podía mover.

La reina Doña Sancha fue informada del suceso y se personó en el lugar. Imploraron al difunto obispo y le prometieron que si dejaba que su cuerpo regresara a la iglesia, nunca más volverían a sacarlo de ella. Asi mismo se comprometieron a dar una limosna anual.

La reina rezó devótamente y la tierra provocó un extraño temblor tras el cual aparecieron cuatro fornidos jóvenes que sin esfuerzo cargaron la urna con los restos mortales y la devolvieron a su lugar de origen.

Ya en nuestros días y para seguir con el cumplimiento de la promesa, todos los últimos domingos del mes de abril se crea una delegación con representantes políticos y religiosos para visitar tanto el ayuntamiento como el cabildo isidoriano con todo el boato de las ceremonias protocolarias.

En el claustro se produce un debate entre ambas delegaciones sobre la entrega de un cirio de cera como ofrenda, ante la falta de acuerdo se da por terminada la discusión pero el cirio se queda en poder de la iglesia. Tras este acto se hace una misa. Ya en la calle la corporación municipal ha de despedirse mirando al templo con tres pronunciadas inclinaciones y cabezadas. Como podeis comprobar, todo un acto de rendición y reverencia ante los poderes eclesiásticos que aún se conserva y que a nosotros personalmente nos parece humillante por mucha tradición que acompañe al acto.

En los aledaños también nos encontramos con estas estatuas de María Salud Parada Morollón  dedicadas a Doña Elvira, Doña Urraca y Doña Sancha

IMG_20140913_190903IMG_20140913_190919Y entre risas y fotos llegamos a la Plaza Mayor sin darnos cuenta . Nos encanta y no sólo por los soportales sino por el ambiente. Cenamos en una de sus terrazas.

IMG_20140913_203701El Ayuntamiento

IMG_20140913_203825Damos por terminada la jornada viendo la catedral de noche

IMG_20140913_211302 IMG_20140913_211400

Guardar