Mieres – Oviedo

Monumento al padre Ángel

Los cinco km de subida por asfalto hasta el alto de Padrún por la carretera AS-242 se hacen un poco pesados. Además se escucha el molesto ruido de las empresas del valle. El Padrún marca la línea divisoria entre los concejos de Mieres y Oviedo

Una vez alcanzado el Alto descendemos hasta Casares por un bonito y cómodo camino. Los ruidos industriales desaparecen dejando paso al canto de los pájaros.

Torre de los Muñiz y palacio de Quirós
Picullanza
Ya vemos Oviedo

Como cada vez que venimos a Oviedo, nos alojamos en el Hotel Ovetense, justo al lado de la plaza de la catedral.

Tras la última reforma, las habitaciones han ganado en confort y su imagen es mucho más moderna que cuando nos alojamos por primera vez en el año 2011.

Comimos en su restaurante, el menú del día por 10 euros. Elegimos el cocido completo.  Como siempre, la cocina, excelente.

Pajares – Bendueños

Salimos con las primeras luces del día. Tras caminar unos cincuenta metros en la N630 encontramos  la flecha que nos indica que hemos de girar a la izquierda por un camino con fuerte bajada que nos lleva a San Miguel del Río.

San Miguel del Río

Bendueños está a 1.5 km del trazado oficial del camino, pero merece la pena el desvío aunque por la mñana tengamos que desandar el camino.  La subida tiene un par de rampas con las que hay que ser generosos con el esfuerzo.

El Santuario está en plena rehabilitación. Tuvimos la suerte de que los restauradores estaban trabajando y nos abrieron la puerta para poder visitarlo. La lluvia ha hecho estragos en algunas de sus pinturas.

Cuentan las leyendas orales que el santuario se construyó sobre un templo prerrománico dedicado a un Dios galo, llamado Vindus pero lo cierto es que los primeros escritos en los que aparece están datados en el año 905. Los documentos del archivo de Oviedo dan fé de una donación hecha por el Rey Alsonso III y Doña Jimena.

También se cuenta que Bendueños era un lugar respetado y temido al contar con un poder sobrenatural que atraía los rayos durante las tormentas . Los vecinos se reunían en el santuario para rezar a Santa Barbara.

«detente nube, detente tú, que puede Dios más que tú»

Albergue Ntra Señora de Bendueños

El albergue parroquial está excelentemente gestionado por Sandra, una chica muy amable y agradable.

Hay que avisar el día antes , su número de teléfono es 674 671 706

Es de donativo, por lo que a la hora de valorar lo que se nos ofrece debemos de ser generosos. 

En ningún lugar hemos encontrado donde te ofrezcan tanto. 

El albergue es muy acogedor. Merece la pena el desvío de algo más de un km del camino que hay que hacer.

Bendueños -Uxo

En la etapa hay una discordancia entre la grabación del track y el lugar de pernoctación.

La explicación es muy sencilla. Cuando llegamos a Uxo, que está a 4 km de Mieres, paramos a tomar unas cervezas en una pulperia y dilatamos tanto la pausa que no pudimos vencer la tentación de subir al bus urbano que paraba en la acera de enfrente.

Una trabajosa ascensión con muchas piedras nos lleva hasta  la ermita de Santa Cristina de Lena, una joya del prerrománico asturiano. Fue declarada Monumento Nacional en 1885 y como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1985.

La encontramos cerrada por lo que no podemos disfrutar del tesoro que sin duda es su arquitectura interior.

La falta de documentación sobre sus origenes visten al templo con un halo de secretos y misterios que aumentan la curiosidad y disparan la imaginación. Para nosotros, es sin duda, un lugar de poder.

Su emplazamiento es estratégico por lo que se especula sobre cual fue el motivo de su construción. Es una atalaya perfecta desde la que vigilar la entrada de los que acceden a Asturias desde el Puerto de Pajares, además del cauce del Río Lena y buena parte de las tierras del concejo.

La leyenda más conocida del lugar se reescribe o adorna dependiendo de quien la cuente,  como buena leyenda no hay documentación que la sustente y se deja todo al imaginario popular.

Cuentan del enfrentamiento entre una joven doncella con aspiraciones a ser monja y su pagano progenitor. El padre que se opone a que ingrese en un convento, la castiga a ser quemada en aceite, pero sorpresivamente, la chica permanece intacta al fuego por lo que el padre la mata  golpes.

Bajo las piedras de la ermita se dice que existe una cueva en la que vive una gallina que cada cien años sale de su escondite para pasearse por el entorno y poner huevos de oro.

Hay quien une ambas leyendas afirmando que la gallina es la reencarnación de la joven martir, que murió a causa de su Fé.

Ermita Santa Cristina de Lena
Para beber sidra y vino hay que bajar este camino

En Mieres nos alojamos en el Hotel Mieres del Camino 

No elegimos el albergue porque hemos leido y escuchado opiniones tan dispares que nos han llenado de dudas sobre la limpieza y el trato del hospitalero.

Este hotel está bien ubicado para continuar el camino.

Tiene unas excelentes instalaciones y un profesional y cercano trato del personal . Optamos por la opción de desayuno buffet.

Para cenar un restaurante tipo americano (ya nos vale) pero que tenía excelentes críticas y nos apetecía comer un sandwiche. Es el Mc Charlu & Company

Poladura de la Tercia – Pajares

La mejor forma de describir lo que transmite esta etapa es recordando lo que decía de ella Jovellanos en su  II carta a Ponz :

“ Aquellas elevadísimas rocas, monumentos venerables del tiempo que recuerdan las primeras edades del mundo, al paso que ofrecen a la vista un espectáculo grande, raro y en cierto modo magnífico, llenan el espíritu de ideas sublimes y profundas, lo ensanchan, lo engrandecen y lo arrebatan a la contemplación de las maravillas de la creación.

Pasamos bastante frío, sobre todo en la cara sur con un viento de frente que nos hizo entender lo que es el efecto Foehn.

El efecto Foehn se genera cuando una masa de aire cálido y húmedo del mar choca con la cara norte de estas montañas, obligándola a subir para poder salvarlas con el consiguente enfriamiento debido a la altura. El vapor de agua se condensa y baja por la cara sur formando nieblas, nubes y lluvias llamadas orográficas. 

Es por esto que nos encontramos frío húmedo en una ladera y mejor tiempo en la contraria.

Fotografiando por donde discurre el camino
Cruz del Salvador en el collado de los Eros
Subida al Canto de la Tusa (1487 m)
Colegiata Santa María de Arbás

El origen de la colegiata no fue otro que el de Hospital de peregrinos atendido por monjes agustinos.

Es un templo románico  construido por el conde leonés Fruela Díaz y su esposa Estefanía Sánchez ayudados por el rey Alfonso IX con numerosas donaciones . Se le fueron añadiendo varias dependencias hoy en ruinas.

El pueblo de Arbas del Puerto se halla deshabitado.

De nuevo, Jovellanos es quien mejor describe las tierras a las que acabamos de llegar:

“Lo cierto es que, un sitio tan señalado como este donde la naturaleza es tan grande y vigorosa, todo contribuye a aumentar la sublimidad de las escenas. El sol es aquí más brillante, los vientos más recios y impetuosos, las mudanzas del tiempo más súbitas, las lluvias más gruesas y abundantes, más penetrantes los hielos y todo participa de la misma grandeza. Si se hace este camino será el encanto de los viajeros, singularmente de aquellos que sean dados a la contemplación de la naturaleza.”

Picos de Europa desde el mirador del puerto de Pajares
Picos de Europa
Antiguo Parador en Puerto Pajares

En el puerto de Pajares casi todo el mundo recomienda comer en la venta Casimiro, pero nosotros la encontramos cerrada por descanso del personal y con un cartel de venta.

Otra opción estupenda es el antiguo parador, hoy está restaurado y su gestión es privada.

Allí paramos a descansar y a comer. Pedimos una ración de albondigas, que si pasáis por allí no os podéis perder. Las vistas de los Picos de Europa desde el Bar y el restaurante son maravillosas.

Paco había hecho el Camino del Salvador en solitario en el mes de junio por lo que estamos informados de posibles ratoneras por las que él pasó y aquí nos encontramos una de ellas. Justo desde el puerto el camino tiene una subida y posterior bajada a la carretera nacional.  La bajada se convierte en peligrosa y resbaladiza porque es muy empinada; está llena de cacas pisoteadas por las vacas.

Todo el mundo advierte de la peligrosidad de la nacional pero para nosotros no lo es más que otras por las que hemos pedaleado o caminado porque tiene un amplio arcén y la mayoría del tráfico discurre por la autopista.

Nos encontramos con varios camiones pero que no iban a mucha velocidad porque tenemos que recordar que ellos van en subida y nosotros iniciamos la bajada. Son escasos 400 metros hasta que encontramos la flecha que nos indica de nuevo el camino. Tanto nosotros como los compañeros lo hicimos así, pero la decisión de cada cual es libre, no queremos que nadie se sienta en peligro o le pase algo. Quizás había poco tráfico porque era la hora de comer.

La bajada desde el puerto es dura en algunos tramos y agradecida en otros, pero siempre espectacular.

El día antes hay que avisar a Marisa de nuestra llegada para pernoctar en el albergue. El número de teléfono es 645 930 092

Se debe de tener en cuenta que el albergue aunque dispone de cocina, no se puede hacer uso de ella puesto que esta cerrada con llave.

En Pajares no hay tiendas por lo que debes de llevar comida.

Hay un único restaurante que nosotros encontramos cerrado por enfermedad de la dueña.  Informaros con antelación. Marisa os informará de las posibilidades que hay para comer.

Buiza – Poladura de la Tercia

Queremos salir de Buiza con las primeras luces pero una vecina se asoma a la ventana al escuchar el sonido de nuestros bastones y nos entretenemos.

Desde el mismo pueblo ya empezamos a subir a las Forcadas de San Antón, una subida con fama de dura. Discurre por el antiguo trazado de una calzada romana que llevaba a un hospital de peregrinos del que no se conserva ningún resto.

Tiene unas rampas con importantes desniveles pero también zonas de descanso. No se nos hace especialmente dura ya que marcamos nuestro paso ayudados por el fresco de la mañana.

Las fotos no hacen justicia al desnivel.

Vista del valle de Rodiezmo
Las piruletas que marcan el camino cuando hay nieve
Valle de Rodiezmo

En Poladura solamente hay dos opciones para dormir: el albergue o la pensión el Embrujo.

El albergue está ubicado en las antiguas escuelas del pueblo. Dispone de una pequeña cocina con suficiente menaje para poder cocinar, frigorífico y microondas. Su mantenimiento lo hacen los vecinos.

No hay tiendas por lo que debes de llevar comida. 

La pensión El Embrujo ofrece menús para cenar, pero hay que avisar por teléfono el día antes de nuestra llegada. Es bastante abundante y la comida está muy rica.

La Robla – Buiza

Dado el número de peregrinos que nos hemos encontrado en el albergue de la Robla, hemos decidido trabar nuestras etapas con las que sugieren las guías, por ello hoy haremos una etapa bastante corta hasta Buiza.

Buiza es un pueblo pequeño donde no hay tiendas, sólo hay un Bar que abre por las noches pero que no tiene cocina. Hemos de llevar lo que vayamos a consumir alli. 

Salimos de la Robla a las 7.30 de la mañana. Aún es de noche pero el ruido de los demás peregrinos nos despertó muy temprano y aprovechamos para ver amanecer. 

Acueducto El Encañao

Santuario del Buen Suceso

Cuentan las viejas historias, que el Santuario del Buen Suceso fue escenario de innumerables apariciones marianas. Está cerrado y no podemos entrar para ver su retablo de 1776 dedicado a la Virgen de la Inmaculada.

Si hay algo que no os debéis de perder en esta ruta son las tapas de tortilla que encontramos en el restaurante que está al lado del santuario.

Río Bernesga
Iglesia Nuestra Sra de la Asunción en Pola de Gordón

En Pola de Gordón encontramos todos los servicios. Nosotros aprovechamos para comprar comida en un supermercado y descansar.

El albergue es sencillo, pero tiene de todo lo que necesitamos, incluso algo de comida básica ( pasta,arroz, colacao etc) que llevan los  vecinos por si algún peregrino desinformado llega sin nada para comer.

Os dejamos un video de las instalaciones del albergue. Perdonad el movimiento de la imagen.  Creemos que una imagen vale más que mil palabras y si es en video, mejor.

Al igual que el video de Cabanillas, no pertenece a este viaje sino al que Paco realizó en solitario en el mes de junio.

Este gato se llama Calcetines, lo cuidan los vecinos desde que su dueño debido a una enfermedad abandonó el pueblo.

León – La Robla

El Camino del Salvador se inicia en la Plaza de San Marcos, allí encontraremos la señalización que nos separa del camino francés.

“Cuando llegamos fuera de la villa,

cerca de San Marcos,

nos reunimos junto a una cruz y nos sentamos.

De aquí un camino parte a la derecha y otro a su lado.

El uno lleva a San Salvador, el otro al señor Santiago.”

(Canción peregrina anónima de la edad medía)

Salimos de León por la  CV-161-4 dirección a Carvajal de la Legua. Son sobre 8 km bastante cansinos de caminar ya que vamos por una acera paralela a la carretera. Pasan un gran número de coches, autobuses y camiones. Atravesamos urbanizaciones  bastante lujosas.

Paramos a descansar y tomar una coca cola en unos bancos del pueblo.

Monumento al peregrino en Carvajal de la Legua

Abandonamos el cemento y tras pasar Carvajal pisamos tierra de nuevo por una larga y empinada cuesta donde el sol empieza a molestar. Esta pista nos llevará hasta Cabanillas.

En Cabanillas no hay bares, ni servicios, ni nada que reseñar, además Paco aún recuerda el mal recibimiento que meses atrás le hicieron los encargados del albergue.

Os dejamos un video de las instalaciones del albergue de Cabanillas aunque no pertenece a este viaje. Creemos que puede resultar útil a la hora de decidir un final de etapa.

La mayor molestia del día serán los mosquitos. En algunos momentos se vuelven insoportables porque parecen carnívoros.

La etapa no tiene más complicaciones que un sube y baja continuo. Está perfectamente señalizada.

Llegamos al albergue y solamente nos encontramos con una pareja de franceses que inician aquí su camino. 

Podemos elegir cama ya que el hospitalero no vendrá hasta las seis de la tarde para registrarnos.  Al final dormimos once.

Los vecinos de litera sorprendentemente nos confunden con madrileños. Dicen que no pensaban que pudíeramos ser extremeños porque se nos entiende al hablar. Nos molestó mucho ese comentario porque es una forma de  insultar a nuestra tierra, pero preferimos callarnos y no hacer caso de semejantes personajes.

El albergue está perfecto. Buena cama y buenas instalaciones en general.