Reinosa – Polientes 57 km

Datos de la ruta

PERFIL

Nota sobre el track: En Campo de Ebro se nos acabó la batería por lo que hay que sumarle 3.5 km más hasta Polientes.

Esta ruta podemos dividirla en tres partes claramente diferenciadas según su grado de dificultad.  La primera Reinosa –  Aldea de Ebro. La segunda  Aldea de Ebro – Bárcena de Ebro y la tercera Bárcena de Ebro – Polientes.  Tres dificultades diferentes.

Aquí están los 13 km más duros que hemos hecho nunca, dentro de la GR 99 o camino del Ebro. Empujando por pedregales cuesta arriba , por caminos no aptos ni para caminantes ni para bicicletas y mucho menos con alforjas como vamos nosotros.Hay un desnivel considerable, árboles caídos que cortan la senda y que no se pueden retirar.

Muy buena señalización pero una nefasta conservación.

Infernal para subir y peligrosísimo para bajar.

El resultado : piernas y brazos llenos de arañazos, picaduras de bichos , pérdida de gafas de sol y de la bandera de Extremadura que nos ha acompañado en tantos viajes.

En Barcena de Ebro decidimos abandonar el trazado oficial de la GR99 y continuamos hasta Polientes por la ctra CA272 siguiendo el curso del Ebro a nuestra izquierda. Llegamos a una rotonda y continuamos por la CA272 hacia Bascones de Ebro,  La Puente del Valle, Campo de Ebro y destino final Camping de Polientes.


Salimos de Reinosa  con dirección a Requejo pero en lugar de ir por la asfalto elegimos un camino natural que nos llevará a la carretera CA731 y de ahí hasta Bolmir, donde tomaremos la CA730.  La carretera tiene tendencia a subir y bordea el Río Ebro y su embalse.

Tras pedalear unos 14 km desde Reinosa giramos a la derecha a la ctra CA741. Iniciamos la subida hacia el Real Santuario de Montesclaros. Un lugar desconocido para nosotros. La subida es corta , son algo más de dos km pero que tiene una media del 7.3% de desnivel en el primer km y casi del 10 en el segundo. La verdad es que nos hace sudar

Perfil de la Web http://www.altimetrias.net/ . Nosotros sólo llegamos al Santuario, allí iniciamos la bajada.

Paramos a descansar de la subida y a hidratarnos. Dada nuestra experiencia con los Monasterios en los que priman más las dádivas de los visitantes que la propia Fé ni siquiera intentamos acceder a sus instalaciones , pero inesperadamente se nos acerca un señor y nos dice que si no tenemos prisa nos invita a una visita guiada en la que nos contará la historia del lugar. Como vamos tranquilos, accedemos encantados. Se nos une una pareja. Es gratuita

Como buen guia sabe contar la historia desde los orígenes hasta la actualidad con mucho desparpajo y humor.

Lo primero que nos llama la atención es que es un lugar de peregrinación histórico del que nunca hemos oído hablar.

Como no podía ser de otra manera posee su leyenda particular.

Cuentan que allá por el año 1.178 un pastor de Los Carabeos observó como uno de sus toros desaparecía a diario y se dirigía hacia un lugar en concreto. Decidió seguirlo y lo encontró arrodillado delante de una cueva de la que emanaba una potente luz. El pastor venció su miedo y se acercó para descubrir que era la imagen de una Virgen la que  desprendia tal luminiscencia.

Asombrado corrió hacia el pueblo alertando a todos del milagro. Se organizó una procesión para bajarla y la llevaron a la iglesia de Barruelos de Carabeos.

A la mañana siguiente sorpresivamente para los vecinos la imagen había desaparecido y fue encontrada en la cueva de donde la habían sacado, hecho que sucedió en varias ocasiones más.  Creyendo que era un gracioso quien la trasladaba durante la noche,  decidieron cambiarla a una ubicación diferente, la iglesia de San Andrés, pero de la misma manera la Virgen regresaba a su cueva.  Dado lo inexplicable de los hechos acordaron dejarla en el lugar original, construyendo una capilla .

La cueva de la Virgen

Otra curiosidad es la de la “Virgen fusilada” . En 1936, durante la Guerra Civil,  toda la comunidad de monjes dominicos del santuario fue asesinada.  Antes de destruir el lugar, los combatientes dispararon contra la imagen de la Virgen a modo de fusilamiento simulado pero no fue alcanzada por ninguna bala.

Este hecho habría sido considerado como milagro si uno de los autores de los disparos no hubiera confesado que lo que sucedió es que ninguno de los soldados se atrevió a dispararla por sus propias supersticiones y  para evitar posibles maldiciones divinas.

La Virgen fusilada

Lo cierto es que la historia es mucho más antigua ya que se ha encontrado una cripta prerrománica con un altar justo debajo de la cueva de la Virgen

El primer altar

La historia del lugar es amplia pero para terminar os contamos que durante la desamortización de Mendizabal el Santuario con todas sus pertenencias fue puesto en pública subasta , siendo adjudicado a la Merindad de Campos.

En 1880 y tras un acuerdo entre la Merindad y el Santuario de Nuestra señora de Las Caldas de Besaya se permite el regreso de la comunidad dominica en régimen de arriendo “ad perpetuum”. La renta será de una peseta anual pagadera el día ocho de diciembre en la parroquia de San Esteban de Reinosa durante un acto oficial en el que un padre dominico dará un sermón ante todos los alcaldes.  Este acto solemne sigue manteniéndose en la actualidad y es conocido como el “sermón de la peseta”.

Lo que nos queda claro es que la iglesia siempre tiene que decir la última palabra a pesar de ser los arrendatarios. Nos parece un poco fuera de lugar y anacrónico porque jamás debería de unirse lo político con lo religioso.

En las instalaciones se conserva la colección de insectos de uno de los monjes. Se puede visitar.

Bajamos sobre un kilómetro por un bosque precioso pero en el que encontramos un problema que nos arruina el momento. Hay máquinas talando árboles y el camino está muy roto por culpa de la maquinaria pesada y los camiones, además tiene una arenilla fina que se nos mete por todos lados. Llegamos a un apeadero de tren y cruzamos las vías.

Encontramos la señalización de Camino del Ebro GR99

Pasamos Aldea de Ebro y nos dirigimos hacía Loma Somera. Empieza la fiesta de sudor y esfuerzo. Hay cantidad de mosquitos por lo que decidimos ponermos las mosquiteras de la cabeza que traemos.


Hace bastante calor y la subida no nos lo ha puesto fácil. Llegamos a Loma Somera.

Iniciamos la bajada al Molino de la Renegada. Con igual pendiente y mal suelo que hemos traído en la subida. Toca empujar en varias ocasiones cuesta abajo. No hay ganas de hacer fotos.

Este habría sido un buen lugar para acampar y pasar la noche pero sólo llevamos  30 km y decidimos continuar. Mala decisión

Pedaleamos por un sendero junto al río Ebro. Nos asombra su caudal y la fuerza del agua.

Llegar a Barcena de Ebro no es fácil, el sendero se pierde.

En Barcena de Ebro decidimos abandonar el trazado oficial de la GR99 y continuamos hasta Polientes por la ctra CA272 siguiendo el curso del Ebro a nuestra izquierda. Llegamos a una rotonda y continuamos por la CA272 hacia Bascones de Ebro,  La Puente del Valle, Campo de Ebro y destino final Camping de Polientes.

Alojamiento

En Reinosa nos alojamos en el Hotel San Roque http://www.hotelsanroquereinosa.com/ , Buen trato y buena relación calidad precio. de perfecta ubicación.  Cenamos en su restaurante, totalmente recomendable.

En Polientes elegimos el camping Valderredible http://campingvalderredible.es/  para estrenar nuestro equipo de acampada, Un poco seco, pero tiene una estupenda piscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *