Cudillero – Navia 78 Km

Salimos de Cudillero teniendo que salvar un desnivel de 100 metros en escasos dos km para retomar la N-632 y continuar más tarde por N-632A

Otro día de subes y bajadas constantes.  Terreno rompepiernas pero que no entraña más dificultad que el de gestionar las fuerzas.

Pasado Soto de Luiña tenemos dos opciones, seguir por camino de tierra que se convierte en inciclable o dirigirnos hacia Ballotas y elegimos la segunda opción que es la que nos marca el gps, ya que llevamos cargado un track que evita todas estas zonas conflictivas para los ciclistas por lo que pedaleamos bastante cómodos los km restantes hasta Luarca, la villa blanca de la costa verde,

El paisaje de Luarca visto desde la Atalaya o la Ermita de la Virgen de la Blanca  es impresionante, con el cementerio con las mejores vistas del mundo añadido.

SAM_3332 (FILEminimizer)
SAM_3344 (FILEminimizer)

En la capital del concejo de Valdés un camarero nos contó que en esa zona los pueblos estaban al lado del mar y generalmente en la desembocadura de los ríos que demarcan los límites, al ser zona montañosa pues siempre tienes que bajar para entrar y subir para salir de ellos. Las cuestas son considerables, pero merecen la pena sufrirlas.

La zona del puerto está muy animosa debido a las fiestas y a los actos que se celebran. De no ser tan temprano nos hubieramos quedado allí. Aun nos quedan 23 km por delante.

Sin nada más que reseñar, llegamos a Navia

Nos alojamos en la pensión Casa Marino, https://www.facebook.com/CasaMarinoPension/ un lugar tranquilo, en plena ría de Navia. Un poco alejado del centro pero el paseo por su ría al atardecer no tiene precio.

Para cenar nos apetecia una simple hamburguesa. No recordamos el lugar, pero lo cierto es que estaba exquisita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *